Empezar un año nuevo siempre nos da la oportunidad de plantear nuevos objetivos personales y profesionales. Muchas veces nos encanta definir metas que nunca vamos a alcanzar y eso me hizó reflexionar en aquello que activa ese deseo humano de definir retos y por qué a menudo no llegamos a alcanzarlos.

Hay teorías sobre la definición de objetivos SMART (Specific, Measurable, Ambitious, Realistic, Timed) y la necesidad de dedicar por lo menos 21 días a una actividad de manera constante para modificar un comportamiento. Sin embargo, creo que el hecho de no llegar a esas metas también podría tener otro origen.

Considero que muchos tenemos problemas para aceptar los retos. Todo objetivo requiere esfuerzo y sacrificio, tiempo y perseverancia.

Este tema me llamó la atención y me animó a definir mis nuevas metas para el 2018.

2017 ha sido un año de muchos logros. Me siento cada vez más cómodo en México y con Vivanuncios donde superamos nuestros objetivos de crecimiento. A nivel personal, pude mejorar mi relación con mi novia y desarrollé mi pasión por el golf.

Estoy seguro de que 2018 será un año increíble. Tengo metas ambiciosas y he comprendido mi proceso para alcanzarlas. Necesito aceptar que el crecimiento requiere dolor y esfuerzo para concretarse.

Me he dado cuenta de que, si todo va demasiado bien, probablemente te estás estancado y no estás haciendo las cosas de maravilla.

Si quieres crecer, te tienes que alejar de ‘lo fácil’. Romper un hábito, probar cosas nuevas, asumir riesgos, hacer nuevos contactos o ponerte a ti mismo en una situación totalmente nueva…No será fácil, pero valdrá la pena. Será extenuante, pero gratificante.

Calvin Coolidge, expresidente de Estados Unidos, dijo una vez: “Todo crecimiento depende de la actividad. No hay desarrollo físico o intelectual sin esfuerzo, y el esfuerzo significa trabajo”.

Yo quiero ir donde las demandas sean más altas. Dirigirme hacia donde haya presión para actuar.

Para crecer tienes que abrazar la incomodidad, darle la bienvenida. La transición será perturbadora y aterradora, pero esa es la naturaleza de la vida.

Por eso, este año decidimos desarrollar una nueva área de nuestro negocio. Nos vamos a expandir en la organización de eventos para el mundo inmobiliario. Es difícil arrancar un proyecto nuevo, seguramente será fuente de muchos dolores de cabeza, pero estoy seguro de que el dolor será parte del camino hacia el éxito.

Peter McWilliams, escritor estadounidense, tuvo razón al afirmar: “las zonas de confort a menudo se expanden a través de la incomodidad”.

La incomodidad es un catalizador para el crecimiento. Te hace anhelar algo más. Te obliga a cambiar, a esforzarte y a adaptarte.

Cuando te desafías, te obligas a convertirte en algo más de lo que ya eres. Eso significa crear nuevas perspectivas, adquirir nuevas habilidades y vencer límites.

En otras palabras, te permite expandir tu entendimiento para poder superar los obstáculos que hay frente a ti.

Aprender a estar cómodo con la incomodidad es una de las habilidades que quiero seguir desarrollando en 2018. Creo que, si aprendo a hacerlo, podré dominar casi cualquier cosa que se me presente.

La incomodidad es una llave que puede abrir muchas puertas. Puedes superar la procrastinación, comenzar nuevos hábitos, superar desafíos o eventos físicamente agotadores y mucho más.

Yo mismo lo he vivido: ha sido difícil aprender el primer idioma extranjero o lanzar el primer negocio. Ahora no podría vivir sin practicar idiomas y no paro de pensar en nuevos negocios.

Piénsalo. ¿Cuántas cosas fueron alguna vez incómodas para ti y ahora las manejas sin mayor problema?

A veces evitamos la incomodidad. Hacemos todo para darle la vuelta. Estamos tan cómodos como para molestarnos o presionarnos a hacer un cambio en nuestras vidas.

Ese es, quizá, nuestro mayor factor limitante como seres humanos, y es la razón por la que la mayoría no podemos modificar nuestros hábitos.

Los invito a pensar en la mente como un músculo que obtiene su máximo potencial solo si la trabajas. Mi crecimiento personal ha dependido en gran parte de enfrentarme a nuevos desafíos y hacer nuevas actividades.

De verdad les aconsejo abordar el miedo que les impide vivir su mejor vida. Desafíenlo y la recompensa será grande.

Written by Karim Goudiaby

    3 comentarios

  1. julio gil 22 enero, 2018 at 10:50 pm Responder

    Muy interesante tu artículo y si tienes razón, crecer duele e incómoda, pero a la larga el éxito te reconforta y te vuelves a poner metas más ambiciosas y te vuelve a doler y te vuelve a incomodar es unciclo constante en tu vida y quién no lo experimenta solo se queda en su zona de confort

  2. Luis Jiménez 22 enero, 2018 at 11:55 pm Responder

    Muy bueno, Karim. Seriamente Inspirador. Felicidades y gracias por compartirlo!

  3. Verónica Senkowski 23 enero, 2018 at 7:42 pm Responder

    Así es estimado Karim, crecer duele por el cambio a lo incierto, duele si no estás preparado mentalmente, ser Humilde te mantiene con los pies en la tierra. Recuerda que juntos hacemos más!! Feliz 2018 lleno de éxitos.

Leave a Comment